lunes, 9 de marzo de 2009

EL FIN DEL MUNDO EN EL 2012?

Parece ser que otra vez nos encontramos con esta prediccion nuevamente.
Como es un tema profundo y delicado solo para estudiosos,en mi lectura diaria del asunto,la verdad me da miedo ver,lo que se ha hecho del planeta.
Algo anda mal no parece que la humanidad resista mucho mas.Lo que hicimos de el y de nosotros mismos es triste.
Me gustaria escuchar sus opiniones.
Les dejo este enlace no es una pelicula hollywoodense,es un video basado en la teoria de los mayas el fin del ciclo en diciembre del 2012.
No se asusten el mundo no desaparece...lo dejo a su criterio

http://www.youtube.com/watch?v=mE2MK8sjLzI

7 comentarios:

Jesús dijo...

No el mundo no se acaba en el 2.012, sino que llega la era de Acuario. Ya veremos.
A lo mejor el mundo ya se ha acabado y nosotros no nos hemos enterado

Arabela y yo dijo...

ya estamos en la era de acuario,el eje de la tierra se corrio,el planeta rojo eciste y se aproxima..el mismo planeta q termino con la atlantida,ya pasaron muchs civilizaciones x este planeta y se extinguieron...para preocuparse

SUSANA dijo...

Así es Pato, es improbable que nuestro mundo finalice en el 2012...pero sería interesante que viviéramos cada día como si fuera el último...¿Verdad?

Besitos Bonita!

ALEX dijo...

YA SOBREVIVÌ AL 89. AL 2000 Y CREO QUE SOBREVIVIRÈ A ESTE.

tia elsa dijo...

No sé cuando terminará, pero no me queda duda que si el hombre sigue maltratando este planeta,que en definitiva es su hogar, en algún momento esto irá de mal en peor y puede terminar con la vida tal cual hoy la conocemos, besos y roguemos que el hombre tome conciencia, tía Elsa.

Mobtomas dijo...

El mundo se acaba siempre. Quizás no el mundo de todos, sino el propio. Lo mejor, por eso mismo es vivir, simplemente vivir, pensando en que no estaremos aquí para siempre, sin olvidar que todo puede en cualquier momento acabar.

Pedro dijo...

El mundo tiene cuerda para rato, en todo caso se extinguirá la especie humana. Pero eso es ley de vida, nada es eterno, todo es efímero. Lo importante no será el "cuando", sino el "cómo".
Yo no me preocuparía demasiado por predicciones, e intentaría vivir más intensamente el presente, que es lo único cierto que conocemos.

Un beso.